jueves, 16 de abril de 2009

Desnudos de cuerpo y alma


Hay historias de amor, que son historias de amores amantes, de amores prohibidos, amores ocultos y culpados. Hay bellos espacios ocupados por las letras eróticas, por los poetas encendidos. Tal es el caso de la escritora paranaense Estela Berduc, que me acompaña, por esas vueltas de la vida, en mis tardes solitarias y me recita sus historias de amores indecentes.

Oda a un lejano adulterio

Qué habrá sido de aquellos que éramos
sólidamente adúlteros y frescos,
en los rincones,
en los lugares perfumados
de sombra y de misterio,
en cines congelados,
en míseros hoteles,
en altillos,
en imprevistos viajes
cubiertos solamente por el cielo.

Una casilla sórdida ocultaba
nuestros gemidos de potros tempraneros
y el colchón desgarrado
era un lecho de rosas
para nuestros galopes de silencio.
Valía la pena
arriesgar nuestras vidas.
Pero ese amor tan loco de tenernos
paralizó los riesgos
y confundió los ojos y las lenguas
que presentían lo nuestro.
Aquellos picaflores de septiembre
en ese ignoto pueblo
junto a las mariposas insoladas
transitaron el mágico encuentro.

A nuestro paso murieron los conjuros
y caminamos cínicamente bellos.

Estela Berduc

6 comentarios:

Silvio dijo...

Qué bárbaro, tenemos el mismo diseño de blog y a mí también me gusta "Alma de Diamante".

Celestacha dijo...

Gracias Silvio por pasarte por este rincón. Nos estamos leyendo !

Millan dijo...

¡Me encantó tu entrada!

Mariela Torres dijo...

¡Qué hermoso poema! A la poeta no la conocía, escribe muy bien. Y la presentación es hermosa y altamente apropiada.

Besos.

pattysolo dijo...

me encantaron las fotos !!! y el poema lo acompaña perfectamente... excelente Celeste!! cariños patty

Faure dijo...

hermoso


hermosa


Alma de diamante me recuerda a El Flaco Spinetta


:)

Related Posts with Thumbnails