lunes, 31 de mayo de 2010

The girl with the liquid eyes / La chica de los ojos líquidos



Esta es una breve historia sobre el amor, el dolor y la pérdida. Es profundo, toca el alma, nos mueve esa fibra interna del sentimiento más triste allí escondido, tiene una belleza unida al dolor difícil de explicar. Puede el dolor ser bello ?.
Es un poético cortometraje de los directores Charlotte Boulay-Goldsmith y Adam Smith realizado en el año 2009, y escrito por la misma Charlotte Boulay-Goldsmith. Se encuentra en idioma inglés pero contamos con la traducción al español realizada por Andrea Schwart en un generoso trabajo de colaboración.
Pude conocer esta película gracias a El baúl que no tenía mi abuela.

"Habia una vez una joven con grandes ojos azules.
Todo el mundo y el Sol reian cuando los abria bien grandes.
Los bosques le contaban chistes
y los vientos le hacian cosquillas en la garganta
y con un guiño las nubes se escondian y cantaban
"Alli viene la joven con los grandes ojos azules!"

Una vez el teléfono sonó, triste,
Lo levantó y oyó: -"Ya no te amo".
El Sol, las nubes, los árboles y el viento
todos pispearon y vieron cómo la joven
caía en un gran agujero negro.
El Sol no soportaba verla en brazos de tan tremendo dolor
y aunque las nubes con toda su fuerza le pidieron permanecer,
el Sol llamó a la luna para ocultar su luz.

La joven se quedó sentada sola en la noche.
Llorando y llorando y llorando y llorando.
Sus ojos rápidamente se llenaron con lágrimas como perlas
hasta que ya no contenidas rodaron por su silla.
Pronto la casa, los bosques y luego el cielo
se llenaron de azul.
Corrian los dias y las noches, sin fin.
Su dolor crecía aún más
hasta que ahorgó al mundo en el agua de su pena.
Las memorias felices pendían de sus párpados
mientras lloraba,
pero el agua salada no cesaba
y sin importar cuánto trataron
se vieron disueltas por el dolor de su olvido.
Pronto el color se fue, y luego el ojo mismo,
hasta que sólo quedaron dos huecos.
Las fuentes de sus lágrimas constantemente desbordadas.
Los arboles se convirtieron en algas
las nubes en témpanos.

Los niños no creen, cuando miran al pasado,
que la joven con ojos liquidos
antes era de enormes ojos azules.

Tantos años lloró que su cerebro se estaba encogiendo,
vacio y drenado,
hasta que un dia,
antes que su alma fuese arrastrada,
sus párpados hinchados
sintieron el calor de unos labios amorosos,
cuando alquien a quien ella le importaba, simplemente dijo:
"Porque lloras?" y la joven contesto: -"No recuerdo..."

1 comentario:

Funes dijo...

Me cuesta articular palabras.
Hay situaciones en que siento mi alma atravesada... este es uno de esos momentos.
Me he emocionado muchísimo.
Es tam bello esto que nos has convidado Celeste, tan profundo y a la vez, tan simple... tan demoledoramente bello...
Y si, yo creo que hay un "territorio" dentro del dolor y la tristeza en que también hay belleza. Estoy convencido de eso. Es mas: creo que allí hay un motor para seguir.
Bueno, estoy muy emocionado.
Funes

Related Posts with Thumbnails