miércoles, 8 de junio de 2011

Abre los ojos

La expresión está basada en el origen de la palabra abrojo, que aunque muchos suponen que es una palabra propia del Río de la Plata, procede del latín, a través de la forma apere oculum, equivalente de "abre el ojo".
Esta palabra era usada originariamente como advertencia para las personas, debido al peligro que supone caminar por una senda plagada de esta clase de planta de tallos largos, rastreros y frutos muy espinosos y perjudiciales para las cosechas y las personas.
Posteriormente, en el ámbito militar, se comenzó a utilizar la frase abrir los ojos para advertir a los soldados acerca de la presencia de campos minados de abrojos, pero en este caso no referida a las plantas sino a unas piezas de hierro en forma de estrella, con cuatro púas que, al caer al suelo, quedaban con las puntas hacia arriba, obstaculizando el avance de la caballería enemiga.
En la actualidad, la expresión se usa para advertir a alguien sobre la inminencia de un riesgo o peligro, para lo cual es necesario mantenerse alerta.
Extraída del sitio Del dicho al hecho

1 comentario:

Ranita Azul dijo...

¡Hola!
Gracias por todo lo que brinda este blog a quienes pasan. Me he entretenido en mirar enlaces y sobre todo una preciosa muestra de arte que hace muy ameno, interesante y original el sitio para quien lo aprecia.
Respecto a la palabra 'abrojos' puedo decir que es muy utilizada como un recurso poético en los sonetos por muchos poetas clásicos. Particularmente la evito aunque al inicio de aprender métrica tengo que confesar que la palabra se prestaba al sonsonete, cosa que rechazaba porque deseo que este estilo me suene a una necesidad personal de expresar algo de mi vida, y no por hacer poemas cumpliendo con las reglas y sílabas exigidas, pues la lengua tiene muchos más recursos y hay que indagar.

Un cordial saludo,
Elisa

Related Posts with Thumbnails