martes, 13 de octubre de 2009

El verdadero origen del viernes 13


Muchos creen erróneamente que es una mezcla de dos símbolos malditos. Por un lado el número 13 siempre fue mal visto por la cultura judeo-cristiana ya que para la Cábala son 13 los espíritus malignos; en el Apocalipsis, su capítulo 13 hace referencia al anticristo y a la bestia. Y en la Última Cena Judas fue el decimotercero en ocupar la mesa. Por el lado del Viernes, Jesús fue crucificado un día Viernes y Eva le dio la manzana a Adán en… adivinaron… un día Viernes.

Sin embargo su origen es otro. La Orden de los Templarios fue uno de los primeros sistemas bancarios internacionales de la historia. Su habilidad para guardar bienes y propiedades llevó a que miles y miles de personas confiaran en ellos, razón por la que amasaron con el tiempo un gran tesoro. Cómo una orden rica y poderosa, que disponía de numerosas posesiones en todo el occidente cristiano,y que sólo rendía cuentas al papa, pudo desaparecer por completo en tan poco tiempo?.
Si bien fueron varias las circunstancias históricas que faciitaron el fatal desenlace, quizá el de mayor peso fuera el conjuro del Rey de Francia, Felipe IV el Hermoso. Las arcas del monarca estaban en números rojos desde hacía tiempo a causa de los prolongados conflictos bélicos con Inglaterra y Flandes. Le urgía encontrar pronto una solución a la situación económica desastrosa. Felipe tenía una poderosa razón para sentirse incómodo con los monjes guerreros: los Templarios administraban el tesoro real y le habían concedido importantes préstamos para sufragar sus gastos.
Así que Felipe puso a los caballeros en su punto de mira. Si desaparecían, su deuda también.
En 1306 el monarca no había dudado en expoliar los bienes a mercaderes lombardos y a los judíos, y aquello le sirvió de "ensayo" para realizar algo similar con los templarios. Ideó una estratagema para acusar injustamente a los Templarios y enjuiciarlos. El inefable Guillaume de Nogaret fue el consejero real y brazo ejecutor del operativo. El 14 de septiembre de 1307 envió una orden real secreta a todos los bailios ( representantes de la autoridad del rey encargados de hacer aplicar la justicia y controlar la administración en su nombre) de Francia que fijaba el 13 de octubre como fecha para caer sobre los templarios.Y así fue. Ese día comenzó la detención de los hermanos en todo el territorio francés con confiscación de bienes. Trás interrogaciones bajo torturas, hacia 1309 ya eran 600 los templarios llevados a París para comparecer ante una comisión pontificia.
Como saldo de esta dramática historia, la situación de los templarios fue muy disímil, pero estaba claro que el rey, sabiendo que si sólo les quitaba sus bienes y los dejaba marchar éstos muy posiblemente tendrían una posición moral muy superior y ganarían partidarios, obligó al Papa Clemente V -que era su títere y había sido instalado a la fuerza por el mismo Felipe años antes- a que los declarara herejes, por lo que cientos de Templarios fueron quemados por toda Francia.

Siete años más tarde se condena a muerte a los dos últimos templarios con vida, el Gran Maestre Jaques de Molay y Geoffroy de Charnay, las dos figuras más importantes del Temple, y a la vez famosos por su honradez, fueron ajusticiados frente al pueblo de París devorados por las llamas. Antes de morir, según cuenta la leyenda, el Maestre pidió que se le aflojen las manos para rezar, y en su rezó pidió una venganza por tan injusta condena bajo las siguientes palabras: “Dios vengará nuestra muerte, con esta convicción yo muero” y emplazó al papa Clemente V y al monarca Felipe IV a presentarse ante el juicio del Altísimo antes de un año. Acto seguido fueron quemados.

Solo un mes tras pasar la condena el Papa Clemente V, quien los había declarado como herejes, muere en medio de fuertes dolores de una infección intestinal; al poco tiempo sigue Nogaret, autor material de la condena, y tras 8 meses el Rey Felipe cae de su caballo quedando paralítico y muriendo en una gran agonía.
La maldición no terminaría aquí, e irían cayendo uno por uno los descendientes de la línea sanguínea de Felipe, al punto que para 1328, unos 14 años después del asesinato de los Maestres, ya no quedaba ningún heredero de Felipe y la Dinastia de los Capetians desaparecía tras 300 años de reinar sobre Francia.

Como es de imaginar esto impresionó a tal punto a la población que “La maldición de Molay” se extendió por toda Francia y posteriormente a Portugal y los países de Europa del Norte, así como también, pero en menor grado, a algunas partes de España y Grecia. Es entonces que se considera al Viernes 13 como maldito.

Hoy es 13 de octubre de manera que se cumplen 702 años de este hecho histórico.

1 comentario:

Millan dijo...

¡Genial la efemérides que nos presentas hoy!

Entonces...¿por allí los días nefastos son Viernes 13?.

En España son los Martes 13. ¡Qué cosas!

¡Suerte para todos los días de tu vida!

Related Posts with Thumbnails