jueves, 22 de diciembre de 2011

Deseo para este año que comienza

que detengamos un momento nuestros relojes internos...
que disfrutemos de pisar el pasto húmedo por la mañana
y nos llenemos la mirada de cosas bellas...
que abramos nuestro corazón y abracemos al mundo con él...
que disfrutemos de un buen plato de tallarines con tuco y estofado
en compañía de nuestra familia y amigos...
que hablemos desde nuestro ser
que nunca es tarde para perdonar
ni para pedir disculpas...
que nos entreguemos a una causa
en cuerpo y alma...
que no perdamos la memoria
ni el rumbo de nuestra vida...
que abandonemos mochilas que nos pesan demasiado,
que seamos más locos, más apasionados,
más simples, más sabios,
más desafinados, más enamorados del amor,
que recuperemos la confianza básica en la vida,
que desarrollemos la intuición y
la conexión con todo lo que existe...
Deseo más que todo
que seamos profundamente felices...

Con cariño, Celeste
POR UN AÑO MÁS JUSTO Y MÁS HUMANITARIO 2011/2012

lunes, 19 de diciembre de 2011

El héroe

Fotografía de Elliott Erwitt Paris-1989
Al igual que una semilla contiene el árbol completo, tu fe encierra todo tu sueño y tu confianza lo une con la realidad.

Para despertarlo utiliza el héroe que hay en tu interior, ese que se atreve aun sin conocer las respuestas.

domingo, 2 de octubre de 2011

Y...

Artista Ingrid Tusell
Y va naciendo
el pretexto para decir tu nombre
en la noche remojada,
tierna y húmeda
como la flor de grandes ojos abiertos
y pétalos palpitantes
en la que me envolví
en lo más profundo del sueño,
para dibujar tu nombre
en todos los rincones
donde he vivido y viviré
hasta que me lleve el viento,
como semilla,
a dar flor a tierras desconocidas
y me encarne quizás en la niña
que oirá historias
en las tardes iguales de Nicaragua
con el olor a tierra naciendo,
urdiendo en sus entrañas
la vida verde del trópico lujurioso
como yo, como vos,
como las hojas en que nos envolvimos
cuando nos arrojaron del paraíso.

Gioconda Belli

jueves, 29 de septiembre de 2011

Cleopatra, luz sobre el mito occidental (Segunda parte )

Busto de Cleopatra Filopator Nea Thea, Cleopatra VII
...Pero el personaje histórico no era suntuoso. Y si ella no fue así, ¿qué fue lo que nos hizo pensar que fue la bomba sexual de la antigüedad? Fácil: los romanos.
La imágen de comehombres surgió cuando Octavio se enojó con Marco Antonio. Sin entrar en detalles históricos que excederían la ambición de este artículo, diremos que, en definitiva, su imagen surge por la difamación de romanos. Como en occidente sólo leíamos latín y griego, lo primero que ha trascendido a la historia occidental es la imagen que inmortalizó la industria cinematográfica, basadas en varios de estos escritos. Pero cuando se tuvo acceso a descifrar las fuentes egipcias, una nueva Cleopatra surgió para la historia.
Volvamos a contar, entonces, la historia de Cleopatra, descifrando las fuentes egipcias.
Vivió entre el 69 y el 30 a.C. Era más griega que egipcia. No se decepcione. Es que cuando Alejandro Magno le arrebató Egipto a los persas, se instaló una nueva dinastía inaugurada por Ptolomeo I, uno de los lugartenientes del conquistador macedónico.
Por unos tres siglos los reyes helénicos gobernaron el viejo país de los faraones sin siquiera ocuparse en apreder el idioma local. Alejandría se convirtió en una especie de Nueva York de la época, famosa por su faro y su biblioteca.
Sin embargo, Roller piensa que Cleopatra pudo haber tenido una madre egipcia, de una buena familia, pues de algún lado tuvo que sacar la lengua y su afición al culto milenario egipcio. Sin embargo hay varias teorías al respecto.
Es cierto que ella se vestía de Isis y que hubo romanas que le copiaron el estilo del peinado.
Pero los retratos que se conservan de Cleopatra, que son monedas acuñadas con cierta celeridad para recaudar fondos de guerra, ella aparece llevando una moda helenística: rulos, cintas en el cabello, túnicas. Cleopatra era la segunda de los cinco hijos de Ptolomeo XII.
Cleopatra era magnética, osada y visionaria. Tenía algo mítico, es cierto. Es educada como una reina potencial de acuerdo a las normas griegas más avanzadas. Era muy inteligente, se dice que hablaba 9 idiomas. Quizá esta afirmación era una exageración, pero sin duda fue la primera de la Dinastía Ptolomeo de Egipto que se preocupó en aprender la lengua egipcia. Era una niña producto de 3 siglos de continuos incestos. Y lo más interesante es que mientras esto de los repetidos incestos podía producir alguna subnormalidad, otras veces concentraba los mejores genes maravillosamente. Cosa que obviamente ocurrió en el caso de Cleopatra, en quien había un cóctel de inteligencia en ella.
No sabemos quién fue su madre. Otra teoría es que fue, probablemente, la primer esposa de su padre, su hermana. Hay una gran tradición de matrimonios entre hermanos entre los Ptolomeos. Toda esta condición de mujeres y hermanas, el incesto en si mismo en parte es heredado de la tradición faraónica ; es en cierto modo algo religioso, pero también, en el fondo, era una forma de protección en una época en la que era muy dificil confiar en alguien, aparte de los hermanos.
Cuando el padre de Cleopatra muere, su reino queda al mando de una Cleopatra de 18 años y de su hermano de 10 años. Con un reino muy en deuda con Roma y a su merced.
La joven reina rápidamente se pone al mando, se enfrenta a grandes retos y quiere evitar que Egipto sea devorada por Roma y quizá algún día recuperar las tierras que sus antepasados gobernaron en el pasado.  La Cleopatra de la leyenda arroja una visión de reina malcriada y frívola. Sin embargo la versión egipcia muestra una cara muy diferente. La muestran seria y con un acercamiento muy positivo respecto de los problemas de su país. Por ejemplo, frente a la hambruna que asoló a su reino durante los primeros años se preocupaba por alimentar a las gentes de las ciudades, a aquellos que no tenían acceso a la comida, dictando edictos para el comercio del cereal de lo más revolucionarios para la época.
Prácticamente, todas las imagenes de Cleopatra de su propia época se han perdido. Solo permanecen 3 bustos que muestran la cinta del pelo real que la identifican como reina y su larga y prominente nariz.
Las monedas acuñadas nos aportan las mejores pistas. Las monedas pueden ser toscas pero comparten ciertos rasgos: una frente amplia, una boca generosa y una larga nariz. La animación moderna nos permite observar como pudo ser Cleopatra. Tenía la nariz Ptolomea que siempre ha sido fuerte.
Las carencias físicas que tenía la reina le sobraban en cuanto a personalidad. Según Plutarco era magnética, su conversación fascinante y su voz pura delicia. Cuando Julio Cesar entra a Alejandría conoce a Cleopatra en una forma muy peculiar: vale la pena recordar esa parte de la historia.
Ver tercera parte de Cleopatra, luz sobre el mito occidental


miércoles, 17 de agosto de 2011

El que siembra un pensamiento...




El que siembra un pensamiento
cosecha una acción.
El que siembra una acción
cosecha un hábito.
El que siembra un hábito
cosecha un carácter.
El que siembra un carácter
cosecha un destino.

miércoles, 10 de agosto de 2011

Cuerpo nombrado

Quiero nombrar tu cuerpo, tu oscuridad, tu lumbre,
el pecho que se inflama,
tu savia azul, el río de tus astros.

Quiero nombrar tu cuerpo, tus caminos,
el laberinto tibio, las girándulas,
el sexo umbrío, las vísceras ocultas,
esa linfa secreta que va trenzando el tiempo.

Quiero nombrar tu cuerpo, los murmullos,
los labios cuando besan o nombran otros cuerpos,
el fuego de la lengua, la humedad de la piel.
Tu saliva que es áspera y amarga.

Quiero narrar tu espalda añil que delimita
con un dios impreciso, inabarcable.


Desde muy niño vivió en Madrid. En esta ciudad realizó varios cursos de Medicina, licenciándose finalmente en Filosofía Pura. Actualmente, trabaja como profesor de Filosofía en el I.E.S. «Murillo» de Sevilla. Compagina la crítica literaria con la labor poética, siendo colaborador habitual de revistas especializadas. Ha sido galardonado con el Premio Nacional de Poesía «San Juan de la Cruz», el Premio Internacional de Poesía «Claudio Rodríguez», accésit del Premio Iberoamericano de Poesía «Juan Ramón Jiménez», accésit del Premio «Rosalía de Castro", Premio ‘Ciudad de Cáceres», Premio «Jaime Gil de Biedma», y finalista en varias ediciones del Premio Nacional de Poesía y de la Crítica. Ha publicado los siguientes poemarios: Los mares, las memorias (Madrid, 1992), Anteo (Huelva, 1994), Lluvias (Ávila, 1995), Los días y los pájaros (Zamora, 1996), Memoria común (León, 1998), Mar último (Sevilla, 2000), Cuerpos (Sevilla, 2001), y Habitación 328 y otros poemas (Madrid, 2001), Los mares, las memorias (Madrid, 2002), Reparto de sombras (Madrid, 2005).

Estados de ánimo / Mario Benedetti

Fotografía de Juan Carlos del Río
Unas veces me siento
como pobre colina
y otras como montaña
de cumbres repetidas

unas veces me siento
como un acantilado
y en otras como un cielo
azul pero lejano

a veces uno es
manantial entre rocas
y otras veces un árbol
con las últimas hojas

pero hoy me siento apenas
como una laguna insomne
con un embarcadero
ya sin embarcaciones

una laguna verde
inmóvil y paciente
conforme con sus algas
sus musgos y sus peces

sereno en mi confianza
confiado en que una tarde
te acerques y te mires
te mires al mirarme.

Mario Benedetti

martes, 9 de agosto de 2011

Echar un polvo

Esta frase data de los felices años 20, unos años mágicos. España no sufría las consecuencias de la guerra mundial y tuvo una postguerra tranquila.
Los españoles conocieron el hedonismo, la buena vida y por consecuencia se incrementó el vicio del tabaco inhalado (el célebre rapé).
El consumo de tabaco rapé, un tabaco en polvo que se inhalaba por la nariz. ya era una moda entre la nobleza europea del siglo XVIII .Tras moler las hojas de tabaco, el polvo era mezclado con aceites esenciales que le daban determinados aromas. Entonces era almacenados en recipientes herméticos que permitían que los aromas impregnaran el polvo de tabaco.
Tradicionalmente, sus consumidores colocaban una pizca de tabaco rapé sobre el reverso de la palma de la mano y lo inhalaban por la nariz. Portaban el tabaco en pequeñas tabaqueras, generalmente de porcelana, cuya elegancia también formaba parte del juego y el ritual de rapé.
Todos los hombres que se preciaban de elegantes llevaban en su bolsillo este bonito recipiente, en forma de caja, conteniendo el polvo de tabaco (rapé), que se intercambiaba como signo de cortesía "

-¿quieres echar un polvo?".

Pero como era de mala educación inhalar ante señoras, los hombres cuando sentían el sindrome de abstinencia salían del salón, con la excusa de echar un polvo.
Muchas veces la ausencia del salón, no era exactamente para inhalar rapé sino para tener un encuentro con alguna damisela en las habitaciones altas que tenían todas las casas de "buena familia" . La excusa para su ausencia era: -"voy a echar un polvo"-  y se perdía por las habitaciones, donde se encontraba con su amante para un encuentro sexual.....
Cajita de rapé

domingo, 7 de agosto de 2011

Canto a la realidad

Ilustración de Emily McPhie
Sueña la Bruja del Este que es un ama de casa con los rulos siempre puestos y una receta estupenda de buñuelos de viento. Sueña el Príncipe Azul que es un funcionario público detrás de una ventanilla que pone sellos de hasta tres colores distintos. Sueña el Hada Madrina que es maestra de escuela en un pueblo pequeño y amante discreta de un hombre casado. Sueña el Viejo Dragón, en su cueva, con la partida de dominó de los sábados a ritmo de chatos de vino y aceitunas sin hueso. Cada mañana, todos despiertan con la triste conciencia de quien se sabe preso y sin salida en un mundo de fantasía.

María José Barrios / Cuentos mínimos

viernes, 5 de agosto de 2011

Como tinaja / Gioconda Belli

En los días buenos,
de lluvia,
los días en que nos quisimos
totalmente,
en que nos fuimos abriendo
el uno al otro
como cuevas secretas;
en esos días, amor
en mi cuerpo como tinaja
recogió toda el agua tierna
que derramaste sobre mí
y ahora
en estos días secos
en que tu ausencia duele
y agrieta la piel,
y el agua sale de mis ojos
llena de tu recuerdo
a refrescar la aridez de mi cuerpo
tan vacío y tan lleno de vos.

Gioconda Belli

jueves, 4 de agosto de 2011

Te esperaré...

Fotografía de Man Ray

Te esperaré apoyada en la curva del cielo y todas las estrellas abrirán, para verte, sus ojos conmovidos. 

Ernestina de Champourcín
Vitoria, 10 de julio de 1905 - Madrid, 27 de marzo de 1999

Intimidad

Fotografía de Man Ray
Estás en mí tan lenta que parece agua continua.

Te veo caer
en mis últimos
sueños, en blancos espacios de soledad.

A la distancia
mínima del deseo y la belleza.

Oigo la música de tu cuerpo en la yema de mis dedos.

sábado, 16 de julio de 2011

Hoy es el aniversario de mi nacimiento

Los años se suceden como imágenes coloridas de un videoclip que observo asombrada y atenta.
Una vida que no sé cuándo comenzó, ni sabré cuándo termina.
Una vida que me desborda con su prodigalidad.
Viaja con estas líneas mi amoroso agradecimiento a estos momentos juntos, a vuestra infinita compañía y al disfrute compartido durante estos tres años del Alma de diamante. Un regalo mío, pues, para todos ustedes: una poesía , como no podría ser de otra manera.


Dos cuerpos

Dos cuerpos frente a frente
son a veces dos olas
y la noche es océano.

Dos cuerpos frente a frente
son a veces dos piedras
y la noche desierto.

Dos cuerpos frente a frente
son a veces raíces
en la noche enlazadas.

Dos cuerpos frente a frente
son a veces navajas
y la noche relámpago.

Dos cuerpos frente a frente
son dos astros que caen
en un cielo vacío.

Octavio Paz

martes, 5 de julio de 2011

Un cuento muy muy muy corto / El emigrante

Texto completo: -¿Olvida usted algo? - Ojalá.

Autor: Luis Felipe G. Lomelí.

Este cuento tan breve es de una profunda significacion, porque en un título y en una frase, ha podido describir y definir el gran dolor del emigrante, que es el no poder olvidar jamás sus orígines, su país, y la lucha interna por lograrlo alguna vez. Ojalá.

sábado, 25 de junio de 2011

Para que los hombres...

Óleo de Diego Rivera
Para que los hombres no tengan vergüenza de la belleza de las flores,
Para que las cosas sean ellas mismas: formas sensibles o profundas
De la unidad o espejos de nuestro esfuerzo
Por penetrar el mundo,
Con el semblante emocionado y pasajero de nuestros sueños,
O la armonía de nuestra paz en la soledad de nuestro pensamiento,
Para que podamos mirar y tocar sin pudor
Las flores, sí, todas las flores,
Y seamos iguales a nosotros mismos en la hermandad delicada,
Para que las cosas no sean mercancías,
Y se abra como una flor toda la nobleza del hombre:
Iremos todos hasta nuestro extremo límite,
Nos perderemos en la hora del don con la sonrisa
Anónima y segura de una simiente en la noche de la tierra

Juan Laurentino Ortiz
Alias Juanele
Poeta argentino entrerriano (1896 - 1978)
(«Para que los hombres...», La rama hacia el este, 1996: 272)

viernes, 24 de junio de 2011

Viceversa / Mario Benedetti

Fotografía de Elliot Erwitt

Tengo miedo de verte
necesidad de verte
esperanza de verte
desazones de verte.
Tengo ganas de hallarte
preocupación de hallarte
certidumbre de hallarte
pobres dudas de hallarte.
Tengo urgencia de oírte
alegría de oírte
buena suerte de oírte
y temores de oírte.
o sea,
resumiendo
estoy jodido
y radiante
quizá más lo primero
que lo segundo
y también
viceversa.

Mario Benedetti

Get Out



Una animación francesa, técnica limpia, desarrollo fluido y conclusión sorprendente. Pero, más allá de estos tecnicismos, me llenó de ternura el cabezota de Gary.
Best Animated Short Film 2009

lunes, 20 de junio de 2011

El viaje

Óleo de Nicoletta Tomas Caravia
Oriol Vall, que se ocupa de los recién nacidos en un hospital de Barcelona, dice que el primer gesto humano es el abrazo. Después de salir al mundo, al principio de sus días, los bebés manotean, como buscando a alguien.
Otros médicos, que se ocupan de los ya vividos, dicen que los viejos, al fin de sus días, mueren queriendo alzar los brazos.
Y así es la cosa, por muchas vueltas que le demos al asunto, y por muchas palabras que le pongamos.
A eso, así de simple, se reduce todo:
 entre dos aleteos, sin más explicación, transcurre el viaje.

Eduardo Galeano

viernes, 17 de junio de 2011

A veces hay tanta belleza...

Fotografía de Juan Carlos del Río
A veces hay tanta belleza en el mundo, que siento que no la aguanto, y mi corazón...simplemente se va a rendir.



Film American Beauty / Belleza americana

martes, 14 de junio de 2011

Pequeñas lecciones de erotismo / Gioconda Belli

Óleo de Alex Alemany
I

Recorrer un cuerpo en su extensión de vela
es dar la vuelta al mundo
Atravesar sin brújula la rosa de los vientos
islas golfos penínsulas diques de aguas embravecidas
no es tarea fácil -si placentera-
No creas hacerlo en un día o noche
de sábanas explayadas.
Hay secretos en los poros para llenar muchas lunas

II

El cuerpo es carta astral en lenguaje cifrado.
Encuentras un astro y quizá deberás empezar
a corregir el rumbo cuando nube huracán
o aullido profundo
te pongan estremecimientos.
Cuenco de la mano que no sospechaste

III

Repasa muchas veces una extensión
Encuentra el lago de los nenúfares
Acaricia con tu ancla el centro del lirio
Sumérgete ahógate distiéndete
No te niegues el olor la sal el azúcar
Los vientos profundos
cúmulos nimbus de los pulmones
niebla en el cerebro
temblor de las piernas
maremoto adormecido de los besos

IV

Instálate en el humus sin miedo
al desgaste sin prisa
No quieras alcanzar la cima
Retrasa la puerta del paraíso
Acuna tu ángel caído
revuélvele la espesa cabellera
con la espada de fuego usurpada
Muerde la manzana

V

Huele
Duele
Intercambia miradas saliva impregnante
Da vueltas imprime sollozos piel que se escurre
Pie hallazgo al final de la pierna
Persíguelo busca secreto del paso forma del talón
Arco del andar bahías formando arqueado caminar
Gústalos

VI

Escucha caracola del oído
como gime la humedad
Lóbulo que se acerca al labio sonido de la respiración
Poros que se alzan formando diminutas montañas
Sensación estremecida de piel insurrecta al tacto
Suave puente nuca desciende al mar pecho
Marea del corazón susúrrale
Encuentra la gruta del agua

VII

Traspasa la tierra del fuego la buena esperanza
Navega loco en la juntura de los océanos
Cruza las algas ármate de corales ulula gime
Emerge con la rama de olivo
Llora socavando ternuras ocultas
Desnuda miradas de asombro
Despeña el sextante desde lo alto de la pestaña
Arquea las cejas abre ventanas de la nariz

VIII

Aspira suspira
Muérete un poco
Dulce lentamente muérete
Agoniza contra la pupila extiende el goce
Dobla el mástil hincha las velas
Navega dobla hacia Venus
estrella de la mañana
-el mar como un vasto cristal azogado-
Duérmete náufrago.

Gioconda Belli

lunes, 13 de junio de 2011

De filósofos

Ilustración de Maxfield Parrish
Estaba el filósofo Diógenes cenando lentejas cuando le vio el filósofo Aristipo, que vivía confortablemente a base de adular al rey.
Y le dijo Aristipo:

"Si aprendieras a ser sumiso al rey, no tendrías que comer esa basura de lentejas".

A lo que replicó Diógenes:

"Si hubieras tú aprendido a comer lentejas, no tendrías que adular al rey".

domingo, 12 de junio de 2011

Oscuridad hermosa

Óleo de Montserrat Gudiol i Corominas
Anoche te he tocado y te he sentido
sin que mi mano huyera más allá de mi mano,
sin que mi cuerpo huyera, ni mi oído:
de un modo casi humano
te he sentido.
Palpitante,
no sé si como sangre o como nube
errante,
por mi casa, en puntillas, oscuridad que sube,
oscuridad que baja, corriste, centelleante.
Corriste por mi casa de madera
sus ventanas abriste
y te sentí latir la noche entera,
hija de los abismos, silenciosa,
guerrera, tan terrible, tan hermosa
que todo cuanto existe,
para mí, sin tu llama, no existiera.

viernes, 10 de junio de 2011

La siesta

Alone In The Uncounsciousness by Ctrc
El séptimo día se echó a dormir a la sombra de un membrillo. Hubo lluvias, guerras, plagas, epidemias y, sobre todo, muertos, muchos muertos. Pero él no se enteraba de nada.

Se despertó miles de años después en medio de un inmenso desierto de arena, cuando ya no quedaba casi nada que salvar.

Maria Jose Barrios / Cuentos mínimos

jueves, 9 de junio de 2011

Caloi sin palabras

miércoles, 8 de junio de 2011

Abre los ojos

La expresión está basada en el origen de la palabra abrojo, que aunque muchos suponen que es una palabra propia del Río de la Plata, procede del latín, a través de la forma apere oculum, equivalente de "abre el ojo".
Esta palabra era usada originariamente como advertencia para las personas, debido al peligro que supone caminar por una senda plagada de esta clase de planta de tallos largos, rastreros y frutos muy espinosos y perjudiciales para las cosechas y las personas.
Posteriormente, en el ámbito militar, se comenzó a utilizar la frase abrir los ojos para advertir a los soldados acerca de la presencia de campos minados de abrojos, pero en este caso no referida a las plantas sino a unas piezas de hierro en forma de estrella, con cuatro púas que, al caer al suelo, quedaban con las puntas hacia arriba, obstaculizando el avance de la caballería enemiga.
En la actualidad, la expresión se usa para advertir a alguien sobre la inminencia de un riesgo o peligro, para lo cual es necesario mantenerse alerta.
Extraída del sitio Del dicho al hecho

martes, 7 de junio de 2011

Fui al río



Fui al río, y lo sentía
cerca de mí, enfrente de mí.
Las ramas tenían voces
que no llegaban hasta mí.
La corriente decía
cosas que no entendía.
Me angustiaba casi.
Quería comprenderlo,
sentir qué decía el cielo vago y pálido en él
con sus primeras sílabas alargadas,
pero no podía.

Regresaba
-¿Era yo el que regresaba?-
en la angustia vaga
de sentirme solo entre las cosas últimas y secretas.
De pronto sentí el río en mí,
corría en mí
con sus orillas trémulas de señas,
con sus hondos reflejos apenas estrellados.
Corría el río en mí con sus ramajes.
Era yo un río en el anochecer,
y suspiraban en mí los árboles,
y el sendero y las hierbas se apagaban en mí.
Me atravesaba un río, me atravesaba un río!

Juan Laurentino Ortiz
Alias Juanele
Poeta argentino entrerriano (1896 - 1978)
(«Fui al río...», El angel inclinado, 1938)


Los versos de Juanele han sido uno de los regalos más preciados que me llevo de mi estadía en el río Paraná. En esta breve poesía, el poeta celebra con incontenible alegría su fusión con la naturaleza, la que ya nunca volvería a ser la otra parte de la ceremonia dialógica. Por fin, él era el río y el río era él.
Paradójicamente, aún en su tierra, no es tan fácil conseguir ejemplares de su obra editada., por eso para leer más sobre su "antología" les dejo este enlace
Y bajo el riesgo de extenderme demasiado, una foto del río que se recuesta frente a mi ventana.

Fotografía de Celeste Mazzadi

domingo, 5 de junio de 2011

Tu recuerdo

Ilustración de Dani Torrent
Tu recuerdo se enreda a mi alrededor como una manta cobijándome del frío, brilla con mi cuerpo en el silencio mojado de esta tarde en la que te escribo en la que no puedo hacer nada más que pensarte y decir tu nombre en secreto, para dentro de mi boca, envolviéndolo en el recinto de mis dientes, mordiéndolo hasta gastarle las letras, hasta gastar tanto nombre tuyo que me ha ido acompañando, para volver a revivirlo, arrullándome yo misma con tu voz y tus ojos, meciéndome en ese tiempo sin horas en que te quiero, en que amo cada minuto que ha quedado impreso en mi memoria para siempre.

Gioconda Belli

martes, 17 de mayo de 2011

Argine o cómo la ilusión levanta castillos

Argine-HD from jujube on Vimeo.


Cada vez que visito El baúl que no tenía mi abuela, encuentro delicias como éstas. Les recomiendo un paseo por el sitio y encontrarán un mundo de fantasía.

martes, 12 de abril de 2011

La montaña

Foto de Gerd Ludwig
Si fuera segura
como una montaña –las cosas
claras, la palabra
precisa–. Si fuera calma, una
piedra de quietud, mi derrotero
culminaría –seguramente–
en la cima de la cordura
y así colmada miraría
desde allí:
un ojo de vértigo, el otro
abismo.

María del Carmen Colombo
Buenos Aires, 1950

domingo, 3 de abril de 2011

Dónde

Donde los ojos se cierran; donde el tiempo
Hace resonar la caracola del silencio;
Donde el claro desmayo se disuelve
En el aroma de los nardos y del sexo;
Donde los miembros son lazos, y las bocas
No respiran, jadean violentas;
Donde los dedos trazan nuevas órbitas
Por el espacio de los cuerpos y los astros;
Donde la breve agonía; donde en la piel
Se confunde el sudor; donde el amor.

José Saramago

jueves, 31 de marzo de 2011

Autobiografía en 5 capítulos

domingo, 27 de marzo de 2011

Jardinero

Henri Rousseau - El sueño - Óleo 1910
Jardinero, tu jardín es como una noche feliz de vivos sueños -no sé si larga o corta-, cuyo amanecer le dejará al alma todavía, en los ojos del cuerpo, la realidad alegre de las estrellas.

Juan Ramón Jiménez

miércoles, 16 de marzo de 2011

Las puertas del paraíso

Óleo de Sergio Cerchi
Un samurai se presentó delante del Maestro Zen Hakuin y le preguntó:
- ¿Existe realmente el infierno y el paraíso?
- ¿Quién eres tú? Pregunto el Maestro.
- Soy el samurai...
- Tú un guerrero! Exclamó Hakuin. Pero mírate bien ¿Qué señor va a querer tenerte a tu servicio? Pareces un mendigo.
La cólera se apoderó del samurai. Aferro su sable y lo desenvainó.
Hakuin continuó: - Ah, incluso tienes sable! Pero seguramente eres demasiado torpe para cortarme la cabeza.
Fuera de sí, el samurai levantó el sable dispuesto a golpear al Maestro. En ese momento éste le dijo:
- Aquí se abren las puertas del infierno.
Sorprendido por la seguridad tranquila del monje, el samurai envainó su sable y se inclinó respetuosamente.
- Aquí se abren las puertas del paraíso. Agregó el Maestro.

Citado por Pascual Faulliot en el libro El blanco invisible

lunes, 14 de marzo de 2011

Honrar la vida

Expectation / Gustav Klimt
Yo honro el lugar dentro de ti donde el Universo entero reside. Yo honro el lugar dentro de ti de amor y luz, de verdad y paz. Y sé que cuando tú estás en ese lugar dentro de ti, y yo estoy en ese lugar dentro de mí, tú y yo somos solo Uno.

sábado, 26 de febrero de 2011

Despedida

Ilustración de Leicia Gotlibowski
Entre mi amor y yo han de levantarse
trescientas noches como trescientas paredes
y el mar será una magia entre nosotros.

No habrá sino recuerdos.
Oh tardes merecidas por la pena,
noches esperanzadas de mirarte,
campos de mi camino, firmamento
que estoy viendo y perdiendo...
Definitiva como un mármol
entristecerá tu ausencia otras tardes.

Jorge Luis Borges

domingo, 20 de febrero de 2011

Llorar a lágrima viva



Llorar a lágrima viva.
Llorar a chorros.
Llorar la digestión.
Llorar el sueño.
Llorar ante las puertas y los puertos.
Llorar de amabilidad y de amarillo.

Abrir las canillas,
las compuertas del llanto.
Empaparnos el alma,
la camiseta.
Inundar las veredas y los paseos,
y salvarnos, a nado, de nuestro llanto.

Asistir a los cursos de antropología,
llorando.
Festejar los cumpleaños familiares,
llorando.
Atravesar el África,
llorando.

Llorar como un cacuy,
como un cocodrilo...
si es verdad
que los cacuyes y los cocodrilos
no dejan nunca de llorar.


Llorarlo todo,
pero llorarlo bien.
Llorarlo con la nariz,
con las rodillas.
Llorarlo por el ombligo,
por la boca.

Llorar de amor,
de hastío,
de alegría.
Llorar de frac,
de flato, de flacura.
Llorar improvisando,
de memoria.
¡Llorar todo el insomnio y todo el día!

Oliverio Girondo

sábado, 19 de febrero de 2011

El grito / Enseñanza tibetana

Ilustración de Andrey Remnev
Cuenta una historia tibetana, que un día un viejo sabio preguntó a sus seguidores lo siguiente:

¿Por que la gente se grita cuando están enojados?


Los hombres pensaron unos momentos:
-Porque perdemos la calma – dijo uno – por eso gritamos.
-Pero ¿por qué gritar cuando la otra persona está a tu lado? – preguntó el sabio – No es posible hablarle en voz baja? ¿Por qué gritas a una persona cuando estás enojado?

Los hombres dieron algunas otras respuestas pero ninguna de ellas satisfacía al sabio.

Finalmente él explicó:

Cuando dos personas están enojadas, sus corazones se alejan mucho. Para cubrir esa distancia deben gritar, para poder escucharse. Mientras más enojados estén, más fuerte tendrán que gritar para escucharse uno a otro a través de esa gran distancia.

Luego el sabio preguntó:
¿Qué sucede cuando dos personas se enamoran?
Ellos no se gritan sino que se hablan suavemente ¿por qué? Sus corazones están muy cerca.
La distancia entre ellos es muy pequeña.

El sabio continuó:
Cuando se enamoran más aún, qué sucede? No hablan, sólo susurran y se vuelven aun más cerca en su amor. Finalmente no necesitan siquiera susurrar, sólo se miran y eso es todo. Así es cuan cerca están dos personas cuando se aman.

Luego dijo:

Cuando discutan no dejen que sus corazones se alejen, no digan palabras que los distancien más, llegará un día en que la distancia sea tanta que no encontrarán más el camino de regreso.

miércoles, 16 de febrero de 2011

Belle èpoque


My grandfather's girls es el título original con el que el artista Pawel Wojcik nos presenta en formato de libro y con fondo musical de la época, unas cuantas fotos de señoritas de la "Belle Epoque". Una idea bien lograda para disfrutar. Con el click del ratón, puedes ir pasando las hojas del libro aquí.

martes, 8 de febrero de 2011

Final



Conoces de memoria mi anatomía,
por dónde recorrer mis heridas,
mis flaquezas y desesperanzas.
Lo supiste antes que yo misma.
Y yo conozco algunos caminos de tu mapa
labrados en horas de vos.
Como si pudiera recorrerlos con
el simple tacto de mis dedos.
A ti te debo el haber vuelto a vibrar,
haber llegado a lugares tan escondidos y
olvidados que ya no reconocía míos.
Te debo, además, el espejo donde
mirarme hacia dentro.
Y desde mi ser,
todo te fue destinado,
los gozos y las sombras.
Lo uno entrelazado con lo otro.
Lo sublime y el desencanto
en su juego eterno de luz y noche.
Me he preguntado cuál es el artificio
que nos cruza
en nuestro condicional existir. 
Dime el por qué de los campos desolados
si hasta el desierto puede tener su flor.
Y aún las tristezas más hondas
compartidas en tiempos de desvelo
aún así, amor,
lo mágico,
lo inesperadamente bello,
han sido nuestras ráfagas de felicidad,
nuestro hálito silencioso de vida
y el reconocimiento íntimo de
que nos encontramos en un lugar
más allá del tiempo.

Reina mora

lunes, 7 de febrero de 2011

Sobre la envidia

Escena del paraíso de Miguel Angel
Cuenta la leyenda, que una vez, una serpiente empezó a perseguir a una Luciérnaga. Ésta huía rápido y con miedo de la feroz depredadora y la serpiente no pensaba desistir. Huyó un día, dos días y la serpiente no parecía desistir. En el tercer día, ya sin fuerzas, la Luciérnaga se detuvo y dijo a la serpiente:

¿Puedo hacerte tres preguntas?
-No acostumbro dar éste precedente a nadie pero como te voy a devorar, puedes preguntar…..

¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?
-No,

¿Yo te hice algún mal?
-No

Entonces, ¿Por qué quieres acabar conmigo?
-Porque no soporto verte brillar…

miércoles, 19 de enero de 2011

La tierra prometida


No será para mi la tierra prometida
no caminaré por sus ardientes arenas
no beberé de su manantial inesperado
de aguas frescas y color dorado.

Pero la observaré recostado en la roca milenaria
que está allí esperando desde el principio de los tiempos
y sabré que al mirar el paisaje deseado
seré parte definitiva de un único misterio.

Funes

lunes, 10 de enero de 2011

Quino, con sentido democrático

domingo, 9 de enero de 2011

Mujeres

Lorenzo Goñi
La mujer es naturaleza inconsciente y primordial, tierra feraz.
Oro alquímico, subterráneo manantial que embebe las raíces...

Como botín de guerra, esclaviza a su opresor, pues conserva el desparpajo con que nos expulsó del Paraíso...

Nada se hizo jamás sin la mujer. Es la dueña de la maravilla y el desastre.
Cruel, atrae a los hombres al abismo.

Lorenzo Goñi
Algunas mujeres, Lorenzo...sólo algunas.

Related Posts with Thumbnails